Marc Úbeda (ZOO): «me llena poder llevar la educación musical a pueblos pequeños»

COMPARTIR:

«Me llena muchísimo poder hacer llegar la educación musical a pueblos pequeños de la Vall d’Albaida»

Trombón del grupo ZOO y director de la Escuela de Juventudes Musicales de la Vall d’Albaida

ZOO es un grupo musical valenciano nacido en 2014 en Gandía, que se centra en el rap, el breakbeat, el reguetón, el rock y el ska, mezclados con ritmos electrónicos. Las letras de las canciones tratan cuestiones políticas y sociales de actualidad.

En total tienen 4 álbumes: Directe Barcelona (2019), Tempestes Vénen del Sud (2014), Raval (2017) y Llepolies (2021). En 2018 ganaron el XX premio Enderrock al “Mejor Videoclip”

¿Qué es Zoo y quiénes lo forman?

Zoo es una banda musical, donde el estilo que nos caracteriza es la música electrónica. Este proyecto musical, liderado por Toni Sánchez, cantante del grupo y buen amigo mío, nació en un momento en el que la escena musical en València estaba un poco necesitada de grupos, y por lo que sea subió deprisa al éxito.

El grupo en sus inicios lo formamos Toni, Arnau, Pablo, Pascu y yo, a pesar de que la banda ha ido cambiando de músicos y hoy en día somos Toni Sánchez, Arnau Giménez, Hèctor Galán, Natxo Siscar, Toni Fort y yo.

¿Cómo surge el grupo?

El grupo es un proyecto de Toni, que en un principio no iba a llevar banda, sino que era un proyecto donde iba él y un DJ. A mí, por la amistad que tenemos y por las horas que pasamos juntos, me invita a colaborar en dos canciones del disco.

Más tarde, dado que con las bandas en las cuales íbamos estábamos de descanso, nos planteamos acompañar a Toni en las presentaciones del disco, es decir, 3 conciertos y después cada cual a su proyecto. Pero bien, hay cosas que vienen cuando menos te las esperas, y de repente Zoo tiene un éxito impensable. Después de ver la proyección que podía tener el grupo con banda decidimos continuar junto a Toni con el proyecto y hasta hoy.

¿Cuál es la sociedad musical de tus comienzos? ¿Todavía tienes contacto con ella?

Yo empecé a estudiar música en la banda de mi pueblo, Atzeneta d’Albaida, hasta entrar en la banda, incluso fui presidente un tiempo. Me gusta estar en cualquier proyecto y aportar, estaba muy vinculado a la banda, creo que mientras estuve, si no cada año casi todos, formé parte de su junta.

Hoy en día ya no estoy en a banda por asuntos personales y porque mi vida no me permite tener un compromiso con la banda (ensayos, conciertos, actos de fiestas…) pero sí que tengo contacto con la gente de la banda, Atzeneta es un pueblo pequeñísimo y cuando salimos a la calle nos vemos todos. Además, para mí siempre será mi banda y mi gente.

¿Por qué elegiste el trombón?

Porque me gustaba mucho. Recuerdo que cuando estaba haciendo preparatorio (iniciación de ahora), que van diciéndote que mira este instrumento o aquel, me recomendaron el saxo tenor y estuve a punto de cogerlo, pero me atraía mucho el trombón. No sé porqué la verdad, porque en casa mi hermana tocaba el clarinete, pero mira, a mí me pegó por el trombón.

¿Los instrumentos de viento son un factor diferencial en Zoo?

Hay muchos grupos con instrumentos de viento, pero no es muy típico encontrar en una formación de música electrónica pero sí que es verdad que al vivir en València cualquier grupo tiene instrumentos de viento y sí que viene dado por las bandas, porque cualquier niño de cualquier pueblo toca un instrumento de viento.

Hablamos del vínculo con las sociedades musicales actuales: Dirección de la Escuela de Juventudes Musicales de la Vall d’Albaida ¿Cuál es tu función? ¿Qué es lo que más te gusta?

En la actualidad soy director de Juventudes Musicales de la Vall d’Albaida, proyecto que comparto con el jefe de estudios Cristian Olivares. El hecho de ser el director de una escuela que abraza 14 sociedades musicales del País Valenciano pues hace que esté vinculado con todo lo que pasa alrededor del mundo de las bandas de música.

Mi función como director de Juventudes Musicales es la gestión pedagógica y económica de las 14 escuelas que forman Juventudes. A pesar de ser 14 Sociedades de diferentes pueblos las que la forman, seguimos un mismo plan educativo en todos los centros, trabajando todo el claustro de profesores con una misma dirección.

No hay una cosa en especial que me guste más que otra, pero para destacar una cosa, me llena muchísimo poder hacer llegar la educación musical a pueblos pequeños de la Vall d’Albaida. Juventudes Musicales la forman sobre todo pueblos con pocos habitantes, ya que, si no fuera así, los padres tendrían que llevar a sus hijos a la ciudad más próxima para poder estudiar música.

¿Cómo es la implicación de la comarca con la música?

La Vall d’Albaida es una comarca donde la música está muy presente desde hace muchos años, cada pueblo tiene su banda, sea grande o pequeño. Es incluso curioso, que pueblos con 400 habitantes, hoy en día tengan una banda de 60 músicos, es decir, casi un 25% de la población.

Somos una comarca muy arraigada en las fiestas de Moros y Cristianos, donde las bandas tienen un papel muy importante.

¿El hecho de ser un grupo conocido anima a que participen más jóvenes en las sociedades musicales?

Pues la verdad no sé, creo que toda la vida ha habido metales en grupos famosos, no soy yo aquí pionero en nada. Creo que al menos aquí en la Vall d’Albaida anima más ir a hacer unas felices fiestas de Moros y Cristianos. Pero si algún padre ha venido a decirme que su hijo me ha visto y que quiere tocar el trombón. ¡Bienvenido sea!

¿Qué beneficios aporta pertenecer a una sociedad musical?

Poder tocar en compañía es muy importante. Hay muchos músicos que a lo largo de su vida tocan horas y horas dentro de su estudio, y acaban sin tocar nunca en compañía.

El hecho de pertenecer a una Sociedad musical también desarrolla tu parte social, te relacionas con diferente tipo de gente, de diferentes edades y diferentes pensamientos, pero con una misma ilusión: hacer música.

Disfrutas de la fiesta desde otra perspectiva, ¿cómo se vive?

Si, nosotros somos los que hacemos la fiesta arriba del escenario, a pesar de que lo que suele pasar es que esta fiesta suele percibirse de diferentes formas, puesto que nos lo pasamos muy bien pero siempre con la cabeza en el trabajo. Tal vez podemos decir que lo pasamos bien pero no estamos de fiesta, estamos trabajando para que la gente esté de fiesta.

¿Qué lugar ocupa la música en tu vida?

Mi vida es la música. Desde que me levanto hasta que me acuesto estoy rodeado de ella, incluso cuando duermo.

Hace muchos años que me dedico profesionalmente a la música, entonces ya puedes imaginarte.

Todavía hay gente, que cuando me ve me pregunta si ya trabajo. Supongo que la música es una cosa tan bonita y que hace disfrutar tanto a todo el mundo, que nadie puede pensar que hacer música sea hacer trabajo.

Categorías