Músicos con D.O: Elena y Javier Biosca

COMPARTIR:

A Elena y Javier Biosca Bas les une el parentesco, ya que son hermanos, pero también la música, y el tener que salir de España para avanzar en sus carreras.

Ambos comenzaron su vida musical en la Sociedad ‘La Primitiva’ de Rafelbunyol. Actualmente Elena es clarinetista de la Kärnten Sinfonieorchester (la Orquesta Sinfónica de Carintia) al sur de Austria y Javier está en período de prueba de fagot solista en la Orquesta de la Radio Norte de Alemania, con sede en la Elbphilharmonie de Hamburgo.

A.C. ¿Cómo recordáis vuestros comienzos en la Primitiva de Rafelbunyol?

Elena. Desde los 9 años formo parte de esta sociedad y desde entonces he vivido muy buenas experiencias que siempre llevo conmigo. Allí he pasado mil instantes, recuerdo momentos de no poder parar de reír en un ensayo, mil horas de estudio en el Musical… durante un tiempo fue casi mi segunda casa.

Javier. Comencé a estudiar en la escuela de música de Rafelbunyol con el profesor Jaume Iborra Esteve. Al principio recuerdo dar las clases de fagot en la escuela municipal del pueblo ya que las instalaciones de la banda eran muy reducidas. Pero a los pocos años ya se inauguró la actual escuela de la música, donde he pasado muchísimas horas, ya sea estudiando y ensayando como también cenando y pasándolo bien con la gente de la banda y la sociedad.

A.C. ¿Qué instrumento elegisteis cada uno y por qué?

Elena. Yo elegí el clarinete porque es el instrumento que mi padre toca y de pequeña siempre le escuchaba fascinada al estudiar o tocar con la banda, así que no me lo pensé ni un minuto a la hora de elegir el instrumento.

Javier. Yo no tenía ni idea de lo que era un fagot hasta que abrí la caja. Yo quería la percusión, pero creo que ya no quedaban más plazas.

Elena y Javi de pequeños en la casa de música de la banda

A.C. ¿Cómo surge la oportunidad de desarrollaros profesionalmente fuera de España?

Elena. Gracias al programa de intercambio Erasmus. Yo estudiaba en el conservatorio Superior de Música de Valencia y siempre he tenido curiosidad por conocer otras culturas y diferentes formas de ver la música, así que me fui a la universidad de música de Graz (Austria) y al año siguiente entré a hacer el máster en el conservatorio superior de Viena, de eso ya hace 8 años. Y en Austria me he quedado. Así que, tengo que dar las gracias al programa de intercambio Erasmus y también gracias a mis padres, que siempre nos han apoyado.

Javier. Cuando acabé la carrera en la Escuela Reina Sofía de Madrid me presenté a las pruebas para estudiar el máster en la Universidad Hanns Eisler de Berlín, las pruebas fueron bien así que me fui a Berlín después del verano.

A.C. ¿Ha sido importante “La Primitiva” para llegar hasta donde estáis?

Elena. Sin lugar a dudas, tanto la Escuela de Música de ‘La Primitiva’ de Rafelbunyol como la banda y las demás formaciones han sido clave en mi formación musical. La sociedad musical nos ha apoyado en todo momento, nos ha ofrecido siempre un profesorado de muchísima calidad que nos ha animado siempre a seguir adelante, nos ha motivado a participar en concursos y ofrecido clases de música de cámara ya desde muy temprana edad, así como tocar en orquesta o cantar en el coro, nos ha dado la oportunidad de utilizar las instalaciones del Musical, donde hemos estudiado muchísimas horas. Gracias a toda la gente que está detrás de esta sociedad trabajando para que todo funcione, nosotros hemos podido tener una educación musical de muchísima calidad. Cuando te vas al extranjero te das cuenta del papel tan importante que juega la sociedad musical, cómo de importante es tener una buena base para a partir de ahí seguir formándote. Además, tengo que decir que los alumnos en las sociedades musicales alcanzan un nivel musical mucho mayor que en otros países.

Javier. Sin lugar a dudas. Son muchísimas las facilidades y las prestaciones que se nos han brindado desde la sociedad musical. Hemos podido estudiar en la escuela cualquier día a prácticamente cualquier hora. Nos han ofrecido un profesorado y una formación de calidad. Nos han motivado a desarrollarnos como músicos, por ejemplo, animándonos a participar en concursos de interpretación.

Además, la banda juega un papel crucial para disfrutar de hacer música en grupo, ya que pasas horas y horas junto con los demás músicos de la banda, y se crean unos lazos y amistades que se quedan para siempre.

A.C. ¿Tenéis contacto con ‘La Primitiva’ de Rafelbunyol en estos momentos?

Elena. Claro, mis padres forman parte de la directiva desde ya hace muchos años y nosotros, siempre que podemos, vamos a los conciertos. Para los certámenes o conciertos importantes volamos incluso extra para poder tocar.

Javier. Por supuesto. Y espero que siempre sea así.

Con la orquesta de la Generalitat Valenciana JOGV 2013

A.C. ¿Qué planes de futuro tenéis?

Elena. Seguir disfrutando de tocar en la orquesta, ampliando tanto el repertorio operístico como sinfónico y seguir siempre en contacto con la Sociedad Musical de Rafelbunyol.

Javier. Ser feliz allí donde me toque estar.

Categorías