Arístides Rico. Premio EUTERPE a toda una vida de dedicación a su Sociedad Musical

COMPARTIR:

Arístides Rico Albero ha cumplido 88 años y sigue en activo en la Sociedad Musical de Banyeres de Mariola. Es percusionista y su instrumento son los platillos.

En 1963, con 29 años ingresó en la banda municipal de su pueblo y no fue hasta 1974 cuando se formó la sociedad, así que se puede decir que la veteranía a Arístides le viene de lejos.

En 2021 la FSMCV lo galardonó con el premio EUTERPE a toda una vida dedicada a su Sociedad Musical. Tras recibir este premio y volver al pueblo se dio cuenta de lo querido que es en Banyeres, y se emociona sólo con pensarlo.

¿Recuerdas el día de tu ingreso en la banda municipal de Banyeres de Mariola?

Me acuerdo perfectamente, sustituí a un platillero que se jubilaba. Toqué un pasodoble “El Levante”, fue en el 63. Eran las fiestas del pueblo. Aquello fué muy bonito, cuando salimos de la plaza desfilando y uno de los músicos gritó “ya tenemos platillero”. Ese día fue el más emocionante de todos los que he disfrutado con la banda.

1972. Homenaje a Godofredo Garrigues (primera fila, centro), director de la extinta Banda Municipal, por parte de un grupo de músicos. Arístides Rico (primera fila, izquierda junto al director)

¿Cómo se produjo el paso de la banda municipal a la sociedad musical?

En la banda teníamos a un director que lo pagaba el ayuntamiento, era Godofredo Garrigues. Y en el 74 le pedimos más dinero al ayuntamiento porque nos habíamos gastado 20.000 pesetas en reparación de instrumentos, y el consistorio sólo nos daba 18.000 pesetas. Dijeron que no había dinero y la banda se plantó. Despidieron al director y ahí acabó todo. Poco después un hombre de Alfafara vino a Banyeres y empezó a juntar a gente y creamos la sociedad. Muchos volvieron, entre otros yo. Otros no.

2 de abril de 1974. Bendición de la bandera de la Societat Musical Banyeres de Mariola (Sociedad Musical Bañerense, nombre de la entidad en aquel momento), dirigida por José Mª Vicedo. Arístides, con los platillos, a la izquierda en la primera fila.

¿En 60 años de dedicación a la música ya  la banda, la gente ha evolucionado?

Sí, sí, ha cambiado mucho. Es igual de buena gente y los jóvenes se enfrentan con la misma ilusión. Como los he criado a todos (se ríe). Ahora todos van al conservatorio y cuando salen las chicas y los chicos a la calle ya saben lo que tienen que hacer. Tocan muy bien. Yo me llevo muy bien con todos, si vienes a Banyeres y preguntas por mí sólo te darán buenas referencias.

¿Te consultan a la hora de elegir temas que interpretar en la banda?

Sí, sí que me consultan. Yo les digo que no toquen marchas modernas ni extrañas. La gente quiere obras españolas, de Zarzuela. Eso es lo  que a la gente le gusta. En concreto la obra “Bohemios” le encanta  a la gente, les gusta disfrutarla en verano en la plaza.

¿Cómo aprendiste a leer partituras?

Fué el maestro Garrigues el que me enseñó. Dicen que tengo unas condiciones muy grandes para los platillos. Una vez estábamos tocando en la plaza, en el escenario y al bajar un señor percusionista me dijo que nunca jamás había oído sacar la tonalidad que yo sacaba a los platillos. Yo le dije es como sé tocar, es condición natural (hahaha risas)

¿Qué estáis preparando en la banda?

Ahora mismo estamos preparando el concierto que se dará en julio en la plaza de Banyeres. Los viernes y los sábados los dedicamos a ensayar.

¿Cómo fue la recepción del premio EUTERPE?

Me emocioné mucho  cuando recibí el premio EUTERPE de manos del presidente de la Generalitat Ximo Puig y de la presidenta de la FSMCV, Daniela González. Uy, hay que vivirlo, fue muy grande para mí, desde entonces en el pueblo me llaman el amigo de Ximo Puig. Por cierto, dadle recuerdos a Daniela, cuando fui a València todos me trataron muy bien.

¿Qué papel ocupa la música en tu vida?

La música es lo más grande, para mí es lo más bonito que hay. No he faltado ni un día a los conciertos. Cuando trabajaba en la fábrica de papel me daban permiso para ir a los conciertos y a tocar donde fuese. Me encanta cuando vamos a otros pueblos y la gente me dice “sabemos que es la banda de Banyeres porque te vemos a ti”. Para mí es lo más grande del mundo y le tengo mucho amor a la banda y a la sociedad.

Categorías